viernes, 3 de febrero de 2017


Emocionante juego que pone a prueba nuestro pulso y nuestra orientación y capacidad de previsión. En primer lugar hay que montar la torre. Son tres colores y cada piso va cambiando la orientación de las piezas.


Luego tiramos el dado y quitamos con mucho cuidado la pieza del color que ha tocado. Hay dos versiones, la de los “prudentes” como los chicos, y la de las que nos gusta el “riesgo” como las chicas. Hemos reforzado el trabajo en equipo.¡ Bien hecho!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada